Gernika KESB

Victoria sin brillo del Gernika Bizkaia frente Al-Qázeres (78-60)

Triunfo para volver a la senda de la victoria (78-60) pero no para recobrar sensaciones. El Gernika Bizkaia se empeñó en no sacar provecho de su ventaja a todos los niveles, se mostró muy errático de cara al aro y no finiquitó a un Al-Qazeres que terminó el partido como pudo, con tan sólo 6 jugadoras sanas y con mucha entereza pese a las dificultades. Las gernikarras siguen arriba en la tabla pero necesitan reencontrarse.

 

Costó entrar en partido más que nada porque los tiros no entraban, el primero cayó del lado local y fue a los 2 minutos y medio y Claudia Pop la autora. Al-Qazeres tardó aún más, se tuvo que ir hasta el minuto 6 y medio para ver anotar a las extremeñas una canasta en juego.  Pobre anotación, ritmo intenso y Vanderwall que cierra el 13-6.

El triple con el que  Naiara Díez arrancó el segundo acto subía la máxima al marcador, 10 arriba, 16-6. Con dos triples menguó Al-Qazeres esa renta y con 16-14 a los 13 minutos el tiempo muerto de Mario López no se hizo esperar. Pero el primer gran contratiempo extremeño llegó con la lesión de Taylor a los 15 minutos de juego. Pronto Miller se sintió aún más cómoda pero estuvo muy fallona con lo que no se abrió brecha.

TRES MINUTOS GENIALES PARA ABRIR BRECHA

Verónica Sánchez era la jugadora más entonada de las suyas, sobre todo desde la larga distancia. Las extremeñas se ponían por delante con el triple de la exterior visitante, 22-23. A partir de ahí llegaron los mejores momentos del Gernika Bizkaia que en apenas 3 minutos asestó parcial de 11-0 gracias a un triple de Pop y a que el Gernika encontró esos puntos fáciles en contraataque que le otorgaba su defensa. Cuando las bizkainas pudieron correr se disparó en el marcador. Pese a todo si Miller llega a tener más acierto las rentas hubieran sido más importantes. Al descanso, 33-23.

SÁNCHEZ MANTIENE VIVO A AL-QÁZERES

Al-Qazeres, con Taylor definitivamente incapaz de volver a pista por la lesión en el tobillo, estaba tocado y prácticamente hundido. El Gernika le tenía que dar la puntilla y un buen arranque hundiría a un equipo que ya vino con 8 efectivos y que perdió a otro de los importantes en esta batalla.

Vanderwall es la que mejor entendió que la guerra se ganaba en los primeros minutos de la segunda mitad pero no todas la siguieron con la misma fe que la canadiense y Al-Qazeres se aferró a Comfort y Verónica Sánchez para mantenerse vivo en un partido que cada vez se le ponía más cuesta arriba a las cacereñas, más tras la lesión de Yaiza García en los últimos instantes del tercer cuarto lo que convertía al Al-Qazeres el partido en una agonía (42-34).

PLÁCIDO FINAL PARA SUMAR LA SEXTA

Tenía que ponerse en zona el equipo visitante para aguantar el resto del partido. Así lo dibujó Jacinto Carbajal. Se trataba más de mantener el tipo porque el Gernika Bizkaia no fue efectivo porque si no las diferencias hubieran sido mayúsculas. Cualquier otro choque en rentas de 12 puntos con tantos minutos por jugarse (6-7) estaría abierto pero en este caso no había emoción y tan solo los errores gernikarras y el orgullo extremeño evitaron un marcador sonrojante.

Tagged with:     , ,

Related Articles