Gernika KESB

A remolque

El Lointek Gernika Bizkaia cae por 59-76 en Maloste ante el Umana Reyer Venecia en la segunda jornada de la Eurocup Women. Las gernikarras estuvieron durante todo el partid a remolque en el marcador, a merced de la intensidad defensiva de las italianas. Derrota en el primero de los tres partidos consecutivos en casa en la competición europea. Otra oportunidad el sábado en Maloste ante el Spar Gran Canaria.

Cambios (10-14)

Anna Montañana sorprendió desde el primer segundo cambiando su quinteto habitual hasta ahora, introdujo a Brooque Williams en el lugar de Rosó Buch. El Lointek Gernika Bizkaia salió con las ideas muy claras. En ataque el objetivo era atacar Yasuma y su escasa altura. Sandra Ygueravide la buscaba todo el rato al poste bajo para crear juego a partir de esa ventaja. En defensa la comunicación era continua buscando suplir esa falta de estatura con intensidad. Era impresionante ver a Awak Kuier coger un rebote y no bajar el balón para nada, menudo cuerpo para jugar a baloncesto. Comenzó a imponer su ley bajo los aros. Poco a poco con la pareja Jessica Shepard y la finlandesa el Umana Reyer Venecia fue haciendo más daño en el rebote. Además, la segunda falta personal de Julie Wojta la llevó al fondo del banquillo durante muchos minutos de la primera parte.

Tan solo a veces (25-34)

La defensa de las italianas en el bloque directo era muy agresiva y las gernikarras no encontraban el hueco por donde hacer daño a la defensa. Los robos en primera línea de pase se convertían en contraataques sencillos para las locales. Al Lointek Gernika Bizkaia le costaba mucho circular el balón y encontrar situaciones claras de lanzamiento, estaban en todos lados. La desventaja se fue hasta los 10 puntos en los primeros minutos del segundo periodo con el 10-20. Un triple de la joven Matilda Villa forzó el tiempo muerto de la entrenadora gernikarra. Las locales no lograban ventajas a través de los sistemas y todo se convertía en lanzamientos forzados en los últimos segundos. A veces como con el aro pasado de Andrijana Cvitkovic o en dos continuaciones rápidas de Sofia da Silva se pudo anotar, pero era ocasional. Kuier y Shepard se hacían muy grandes. Un triple de las italianas colocó la máxima con el 18-30. Los problemas en ataque persistían ante la agresividad, sin faltas personales, de las transalpinas. Un nuevo bloqueo de continuación de Da Silva acercó un poco a las vizcaínas en el luminoso de Maloste: 24-32 a falta de 1:18.

A remar (44-55)

El inicio del tercer cuarto no fue para nada esperanzados con un parcial de 0-5 a favor el Umana Reyer Venecia con un triple y una bandeja sola en contraataque de Antonia Delaere. Shepard se seguían haciendo grande en la zona, la americana se fue hasta los 14 puntos y 6 rebotes. Uno de los problemas ofensivos del Lointek Gernika Bizkaia era los problemas que tenía Julie Wojta para mirar al aro, su emparejamiento era Kuier y ante ala-pívots así no hace daño posteando. Un triple de Laura Spreafico, el primero de su cuenta parcitular, hizo estallar a la marea granate con el 37-44. tiempo muerto al instante de Andrea Mazzon. La alternancia de zonas de las italianas las estaba leyendo mejor la escuadra local, pero semejante equipo te castiga cada error, por peque que sea. El ambiente se calentó con las faltas personales de triple de las locales y la técnica a Montañana. Otra vez a remar.

Más allá (59-76)

El último cuarto fue un querer y no poder. Equipos de la calidad de las transalpinas gestionan muy bien las ventajas, sabiendo cuando atacar rápido y cuando elaborar más los ataques. A pesar de la juventud de algunas de las jugadoras, demostraron ser un candidato muy muy serio al título europeo. La ventaja del Umana Reyer Venecia se disparó hasta los 16 puntos con el 46-62. hasta Villa con apenas 18 años hacía daño a las gernikarras, menudo talento el de la base. Y el de la plantilla en general. La desventaja en el marcador parecía ser mayor en cuanto a las sensaciones. Al final cada punto va a ser importante a la conclusión de las seis jornadas, no todo son victorias y derrotas, hay que mirar más allá.