Gernika Bizkaia

Al-Qázeres 78 – Gernika Bizkaia 66, faltó hambre en defensa

El Gernika Bizkaia cayó en tierras extremeñas porque tardó demasiado en ponerse el mono de trabajo y defender al magnífico nivel que ha demostrado la práctica totalidad de la temporada. El buen inicio ofensivo no puedo tener similar entrega en cancha defensiva y eso lo aprovechó Al-Qázeres para recortar y comenzar  a comandar el encuentro en el  electrónico con rentas mínimas. Al final, la falta de acierto en los 4 últimos minutos y el escaso trabajo defensivo durante el partido dan la victoria al equipo local y se quedaron con un triunfo vital para ellas.

 

ARRANQUE PROMETEDOR

Era importante un buen arranque y el Gernika Bizkaia lo tuvo. Pop se tiró el equipo a las espaldas y Mosby no tardó en secundarla. El 4-10 a los 3 minutos era prometedor, y las locales evidenciaban nervios. La situación comenzó a revertirse en la segunda mitad del primer cuarto cuando las exteriores cacereñas conectaron con sus pívots, Taylor estuvo efectiva, Dieng encontró más espacios y Pop fue la que mantuvo a las bizkainas por delante en el marcador, 18-20 a los 10 minutos de juego.

 

SIN INTENSIDAD DEFENSIVA

En los primeros compases del segundo cuarto la primera opción ofensiva del Gernika Bizkaia fueron los tiros lejanos, la mayoría desde más allá del arco. No hubo suerte hasta que Markovic abrió la lata y posteriormente Naiara Díez siguió sumando para el 24-29 a 5 minutos y 45 segundos para el descanso. El tiempo muerto local no tardó en llegar.

Mario López dosificaba a las suyas. Mosby y Miller no pisaron el parqué en este cuarto hasta a 4 minutos del receso y con 28-29 en el marcador. Cambió también piezas en la dirección de juego. La cuestión es que se ganó equilibrio en el juego gernikarra, desde dentro también se hacía daño. Carbajal propuso entonces una defensa zonal y una presión. La primera fue afrontada con solvencia, la segunda provocó errores en las filas de la villa foral y se cedieron canastas fáciles. En el marcador, 40-35. La sensación es que Al-Qázeres anotaba con mucha facilidad y sobre todo porque llegaban con claridad hasta debajo del aro con mlaa defensa en el uno contra uno y ayudas inexistentes. Tudanca hizo un gran final de cuarto con 7 puntos anotados casi de la misma manera. Tras 20 minutos, 47-40.

RECOBRANDO SENSACIONES DESDE ATRÁS

Se estaban haciendo muchas concesiones en defensa. Si el Gernika Bizkaia quería ganar en una pista como la de Al-Qázeres tenía que ofrecer su mejor versión defensiva, como la que había demostrado toda la temporada porque encajar 47 puntos en 20 minutos es complicado de contraponer a domicilio. La local Yaiza García quiso dificultar aún más la victoria gernikarra y volvió a poner en evidencia a la defensa visitante, 51-42. La mejora vino atrás y eso contagió al ataque. Buenas circulaciones, tiros liberados, jugando dentro-fuera y el parcial fue de 0-8. Vanderwall sujetaba a Tudanca, Monasterio se las veía con Dieng. Las faltas en el caso de la primera y el desgaste en el de la segunda llevaron al banco a ambas y dos jugadoras de refresco Díez y García seguían trabajándose a su par. El Gernika Bizkaia se parecía más a lo que nos tiene acostumbrados. Para afrontar el último cuarto 58-57.

A REMOLQUE PARA QUEDAR FINALMENTE ATRÁS

Al-Qázeres insistía en la zona y el Gernika Bizkaia no podía descuidarse en el rebote defensivo. Mosby y Miller erraron dos canastas fáciles y las cacereñas no lo aprovecharon en demasía. Con 61-57 llegó la lesión de Vilaró y después un triple de Verónica Sánchez y una penetración de Tudanca llevaban al 66-59. Naiara Díez con un triple daba aire, Pop hacía creer pero Dieng alejaba la victoria, 69-64.

Nadie bajaba los brazos. Pop forzó el 69-66 a 3 minutos y 43 segundos del final y el tiempo muerto de Carbajal. Abonadas unas y otras a finales ajustados  Gernika Bizkaia estuvo más errático. Yaiza García anotó 2 tiros libres y Tudanca una bandeja tras robo. Con 73-66 se entraba a los dos últimos minutos. En ese el momento el equipo se ha disuelto lo que da muestra de la escasa fuerza mental con la que el Gernika Bizkaia afrontó el partido y la poca o nula concentración.Dieng acabó con las opciones gernikarras con su tiro poco ortodoxo

Etiquetado con:     , , , ,

Related Articles