Gernika Bizkaia

Cadí La Seu 82 – Lointek Gernika Bizkaia 62, no se mereció más

FOTO: Agustí Peña

No fue el día. No salió el Lointek con la intensidad necesaria ante todo un Cadí La Seu. El 14-2 inicial fue una losa del que las gernikarras trataron de deshacerse, los cambios defensivos contuvieron a las catalanas pero el desacierto y la intermitencia acabó llevando a la derrota. Nada que objetar.

CON UNA MARCHA MENOS (25-16)

Con balón interior primero y bloqueo y continuación después, así anotó la pívot Hempe el 4-0 inicial. Llegaron después 4 puntos más de Vilaró. Y lo más preocupante eran los problemas ofensivos, con muchas pérdidas y tiros forzados. Todo en 2 minutos y medio y 8-0 en el marcador. Zoneó el equipo gernikarra y el primer punto llegó desde la línea de tiros libres, 3 minutos y medio después del salto inicial. Buscó soluciones en el banquillo Mario López, puso a jugadoras con un perfil más defensivo en pista en primera línea, Ariztimuño y Díez. Surtió efecto. Ahora había que ver aro y la primera canasta en juego tardó en llegar aún más, fue un 2+1 de Pascua a los 6 minutos y medio de partido y tras un 14-2. De pronto se relanzó el partido con exhibición de triples y dos de Banham.

LA PIZARRA Y MAZIONYTE REENGANCHAN AL LOINTEK (41-34)

A Nacickaite se le resistía el triple, Mazionyte gestionó bien atrás pero se seguían cometiendo errores en el rebote. Tampoco la entrada de Berezhynska resolvió los problemas en el rechace en el aro propio y la baja efectividad fue penalizando a las gernikarras que seguían por debajo de la decena. Se entregó Mazyonite en ambos aros y el Lointek lo agradeció. Los cambios defensivos congestionaron al Cadí y la pívot ucraniana redujo al 37-32. El Lointek daba señales de vida.

INTERMITENTES (60-46)

Se echaba de menos a Gwathmey y a Roundtree. Su producción fue muy baja así como la incidencia en el juego aunque la portorriqueña fue más incisiva. Se salvaba la situación porque las alternancias defensivas seguían complicando la circulación local. Hempe volvía a hacer un destrozo y los momentos de lucidez del Lointek eran intermitentes. Y todo eso ante un equipo como el Cadí se paga. Las diferencias se mantuvieron entorno a la decena. Que Vanderwal jugara sin balón sentó bien al equipo gernikarra pero poco más y un triple de Bahí igualaba la máxima de las locales para afrontar el último cuarto.

NADA QUE HACER (82-62)

No interesaba entrar en un intercambio de canastas, Nacickaite siguió errática, faltaba fluidez y pronto se vio que la gesta no se produciría. Además de la derrota se perdió el average.

ESTADÍSTICAS