Gernika Bizkaia

Demasiados quilates, Valencia Basket 64-52 Lointek Gernika Bizkaia

El Valencia Basket hace gala de sus fichajes para vencer a un Lointek Gernika Bizkaia que recibió demasiado castigo en la primera jornada de la Liga Femenina Endesa. Rebeca Allen y Laura Juskaite sentenciaron a base de triples en el ultimo cuarto un partido en el que las gernikarras fueron a remolque en todo momento. Ahora, una semana para preparar el debut en Maloste del domingo ante el Embutidos Pajariel Bembibre en busca de la primera victoria.

Clásico entre los clásicos (13-15)

Sin parciales extraños y con mucha igualdad comenzó el duelo entre el Valencia basket y el Liontek Gernika Bizkaia. Esto sí era a lo que estábamos acostumbrados. Nadia Colhado comenzó dominando bajo los aros capturando muchos rebotes, aunque sin suerte a la hora de anotar. El tempo del choque lo marcaban las gernikarras con las ideas muy claras tanto en ataque como en defensa. Se conocen demasiado bien. Juskaite empezó tan bien como en la semifinal de la Supercopa, castigando al contraataque y desde la línea de 6,75. Las dos faltas tempraneras de Marge Roundtree la relevaron al fondo de banquillo, Mario López no quería ningún riesgo sabedor de la igualdad entre vizcaínas y valencianas.

Una Angie caída del cielo (31-26)

En el segundo cuarto las taronjas dieron un paso adelante en defensa cortocircuitando por completo el ecosistema ofensivo de las de la villa foral. Cristina Ouviña encontraba en Laura Gil su mejor aliada castigando el bloqueo directo y continuación. Parcial de 9-0 para las locales. Saltaron todas las alarmas. Estas rentas, por pequeñas que sean, siempre con peligrosas ante conjuntos de tantos quilates. Tiempo muerto de Mario López. El Lointek Gernika Bizkaia encontró en una Angie Bjorklund inspirada, 12 puntos al descanso, su bombona de oxigeno particular. Una Angie caída del cielo.

 A remolque (49-39)

Roso. Roso. Tenia que aparecer. La catalana anotó la primera canasta en la reanudación que junto con la canasta de Laura Cornelius acercó al Lointek Gernika Bizkaia a tan solo un punto. Las gernikarras recuperaban sus señas de identidad, defensa dura y ataque alegre. Sin embargo, el rebote ofensivo era un agujero sin fondo. Las taronjas anotaban una y otra vez tras segundas incluso terceras oportunidades. Las ideas se le nublaron con rapidez a las de Mario López y el Valencia Basket se colocó en un visto y no visto con diez puntos de ventaja. Es lo que tienen estos equipos. Una canasta sobre la bocina de Itziar Ariztimuño dio un respiro al asedio valenciano. Salvadas sobre la campana.

Demasiada Rebecca Allen (64-52)

Tocaba reaccionar. Si o sí. Un pequeño parcial de 6-0 encabezado por una valiente Nogaye Lo forzó el tiempo muerto de Rubén Burgos. El entrenador valenciano no quería ningún susto, a sabiendas del peligro que tiene un Lointek Gernika Bizkaia en racha. Se veía la llama en los ojos de las jugadoras gernikarras. Era el momento. A pesar de ir durante todo el partido a remolque, las de Mario López sacaron fuerzas de flaqueza para hacer un ultimo intento de remontada en el definitivo cuarto. Triple de Bec. Triple de Allen. Triple de Rebecca Allen. Tres triples consecutivos de la estrella australiana fueron jarro de agua fría. Demasiado castigo. Laura Juskaite redondeó lo que fue la puntilla al partido con un doble-doble. Muchos quilates. Calidad.