Gernika Bizkaia

El orgullo de un pueblo, Lointek Gernika Bizkaia 50-66 Perfumerias Avenida

El Lointek Gernika Bizkaia planta cara al todopoderoso Perfumerías Avenida, pero sucumbe tras el descanso. Gloria y honor para las jugadoras de Mario López. Para ganar las finales, primero hay que jugarlas, sino es imposible. Subcampeonas de la Supercopa LF Endesa en el un Bilbao Arena, que en situaciones normales debería estar lleno hasta la bandera.

Lucha de titanes (15-15)

Batalla por el trono de la Supercopa. Batalla campal. Tanto el Lointek Gernika Bizkaia como el Pefumerias Avenida salieron con toda la artillería. Cada centímetro de la cancha del Bilbao Area valía oro. Lucha de titanes. Puro físico. Las defensas apretaban mucho y costaba mucho anotar, hasta los últimos segundos no había lanzamientos. Las gernikarras encontraron en el acierto exterior su bombona de oxigeno propia. Roso Buch comenzó la final tal y como termino la semifinal, de dulce. La acompañó una valiente Laura Cornelius. En el lado salmantino era Hemese Hof quien sacaba petróleo una y otra vez en la zona, 6 puntos para ella tan solo en el primer cuarto.

Revolución de la segunda unidad (31-32)

Itziar Ariztimuño y Belén Arrojo le metieron aún más intensidad a la defensa gernikarra. En ataque, balones a Paula Ginzo. La ala-pívot, cual veterana en este tipo de partidos, asumió la responsabilidad ofensiva con 6 puntos casi consecutivos bailando en la zona. Presente y futuro. El Lointek Gernika Bizkaia llevaba la delantera de la final, pero acusaba y pagaba muy cara cada perdida o fallo de canasta bajo el aro. Las de Roberto Iñiguez se encomendaron a una Andrea Vilaró muy acertada desde la línea exterior, ante los problemas de faltas de Maite Cazorla, tres al descanso. En los primeros 20 minutos la entrega de ambos equipos no podía ser mayor. No parecía pretemporada, era pura competición.

Huracán salmantino (42-51)

Huracán. Perfumerías Avenida fue un auténtico torbellino en la reanudación. Las azulonas comenzaron el tercer cuarto igual que el segundo, con un aluvión de triples, hasta tres consecutivos. Tal y como hicieron en el amistoso de Maloste. Deja vu. 0-13 de parcial. Demoledor. Era otra marcha más de intensidad, de acierto, de todo. Mima Ivanovic, otra vez espectacular, sacó al Lointek Gernika Bizkaia del pozo asumiendo responsabilidades con su veteranía. El rebote era una lacra. Una autentica lacra. Nikolina Milic cargaba una y otra vez el rebote ofensivo y no fallaba en las inmediaciones del aro, ahí es letal como sabemos. Se fue hasta los 20 puntos y 16 rebotes. A placer. MVP.

Querer y no poder (50-66)

Ultimo cuarto. Ultimo esfuerzo. Con Itziar Ariztimuño a la cabeza el Lointek Gernika Bizkaia se acercó a tan solo 7 puntos con un parcial de 6-0. Triple. Como no. Esta vez de una desaparecida hasta el momento Marica Gajic. La sangría en el bloqueo directo era enorme. Roberto Iñiguez olió la sangre y mandó castigar esa situación una y otra vez mientras la defensa gernikarra hacia aguas. En ataque era pura impotencia. Buenas opciones de tiro, tanto en el exterior como en la zona, pero era imposible. Nada de suerte, 0. Así es imposible. Un pasito más. El Lointek Gernika Bizkaia da un pasito más en su camino en la élite con la primera final de su historia. Orgullo de todo un pueblo.