Gernika Bizkaia

Época de cambios

El Lointek Gernika Bizkaia viaja hasta Extremadura para enfrentarse este viernes a partir de las 17:00 al Alter Enersun Al-Qazeres Extremadura en la jornada 21 de la Liga Femenina Endesa. Partido de la competición doméstica, pero con el cambio de chip preparado para la burbuja de la EuroCup Women en Valencia de la semana que viene. Las jugadoras de Jacinto Carbajal vienen de su particular odisea por tierras catalanas en el partido aplazado contra Girona de este lunes. El partido se emitirá en directo a través de Canal FEB TV.

Entre la pandemia del coronavirus y el temporal Filomena las vidas de los clubes de la Liga Femenina Endesa se han visto alteradas en el peor momento posible, en plena cuesta de enero. El Lointek Gernika Bizkaia vivió en sus propias carnes todos los problemas ocasionados por la nieve al suspenderse en la misma mañana su partido del sábado contra el Campus Promete, que se jugó finalmente el domingo. Este cambio de última hora trastocó los planes de Mario López a la hora de planificar una semana intensa con el partido ante Alter Enersun Al-Qazeres, pero sin olvidar la EuroCup. Las gernikarras apenas tendrán tiempo para preparar la cita continental en un calendario de enero lleno de encuentros. Tras encadenar tres derrotas consecutivas ante Valencia Basket, Embutidos Pajariel Bembibre y Spar Girona a finales del 2020, el Lointek Gernika Bizkaia quiere encadenar ahora tres victorias seguidas para comenzar el 2021. Año nuevo, vida nueva. Ante el Campus Promete tal vez no fuese uno de los mejores partidos en Maloste del equipo, pero en un duelo de tantos errores y poco ritmo lo más importante es sumar en positivo. Este tipo de partidos siempre es importante sacarlos adelante. Conseguir la victoria en el pabellón Multiusos de Cáceres sería muy importante. Por un lado, siempre es complicado ganar fuera de casa en la Liga Femenina Endesa, más aún en la segunda vuelta con todos los equipos con algo en juego. Las de Extremadura, por ejemplo, están en plena batalla por la permanencia tras las victorias de los colistas en las últimas jornadas. Por otro lado, con tres victoria encadenadas se afronta de manera muy diferente la exigente semana de Eurocup con tres partidos en cuatro días. No será tarea fácil ya que las gernikarras contarán con las bajas de Naiara Díez y Marta Alberdi por motivos personales y Rosó Buch por lesión.

Al Alter Enersun Al-Qazeres Extremadura también le han golpeado los infortunios, en este caso en su momento el del coronavirus. Las de Jacinto Carbajal jugaron primero el sábado el en Donosti cayendo por 81-69 en un partido dominado de principio a fin por las de Azu Muguruza. Viajaron tras el choque porque el lunes les tocaba jugar en Girona el partido aplazado de la jornada 12 por casos positivos en las extremeñas. En ese encuentro tan solo jugaron 4 jugadoras del primer equipo, incluso tuvieron que llamar a otras 4 jugadoras de la cantera para poder completar la rotación. El Altern Enersun Al-Qazeres Extremadura ha sufrido diversos cambios en las últimas fechas con la inesperadas salidas de Merve Aydin y Maria Fasoula y las llegadas de la anotadora Alexis Jones, la base Petra Zaplatova y la alero Fiona Odwyer. Al no estar inscritas en su momento para el partido ante las catalanas no pudieron disputar el mismo. Con las bajas de dos jugadoras claves, Jacinto Carbajal ha tenido que recomponer la estructura de la plantilla. Todavía mantienen del partido de ida en Maloste el instinto anotador de las ex gernikarras Eleanna Christinaki y Vicky Llorente junto con la dirección de Irene Lahuerta y la solidez de Alexa Hart. Las cacereñas se encuentran en la décimocuarta posición de la clasificación de la Liga Femenina Endesa, tan solo a una victoria por encima de la zona de descenso, aunque con un partido menos. Tienen un balance de 14 derrotas y 5 victorias, todas ellas logradas en el Pabellón Multiusos.

Partido importante y con mucho en juego tanto para el Lointe Gernika Bizkaia como para el Alter Enersun Al-Qazeres Extremadura. Tras sus odiseas particulares, ambos conjuntos pretenden lograr una victoria cuando ya se han cumplido dos tercios de la Liga Femenina Endesa y el tiempo cada vez es más limitado. Las de Mario López deberán explotar su juego interior ante las bajas en la línea exterior y aprovechar la ausencia de Fasoula bajo los tableros. En Maloste ya se vio que el trabajo defensivo pasa por detener la producción ofensiva de sus jugadoras claves, es decir ahora mismo, Christinaki y Jones desde fuera y Llorente desde dentro.