Gernika Bizkaia

Lointek Gernika 71 – Campus Promete 64, buen primer test

Primer partido de pretemporada, primera prueba y el Lointek Gernika ha dejado muy buenas sensaciones en su duelo de semifinales del Torneo Hotel Gran Bilbao ante el Campus Promete. Con las ausencias de Dietrick, aún en su periplo WNBA, y con la baja de Ariztimuño, que se está recuperando de unas molestias en una de sus rodillas, se ha podido ver a los nuevos fichajes. El choque tuvo siempre color granate, con una buena primera mitad, hasta que empezó a faltar gasolina, las riojanas apretaron en el último cuarto para recortar distancias pero las bizkainas las mantuvieron a raya. El Lointek Gernika disputará la final del torneo Hotel Gran Bilbao en la jornada dominical a partir de las 18,45 horas.

Ocete, Wojta, Arrojo, Roundtree y Lo Silla. Ese ha sido el primer quinteto del Lointek Gernika de la pretemporada 19/20. Un cinco muy alto con el que no pierde ni un ápice de explosividad el conjunto gernikarra como lo demostró desde el salto inicial. Wojta muy incisiva e interpretando muy bien el contraataque al igual que Roundtree, Lo Silla aportando en el rebote, amenazando de fuera, Ocete serena en la dirección y Arrojo omnipresente. Las gernikarras abren brecha al 15-8. Paró el partido el Promete y Mario López movió el banquillo sin perder el control del partido. El quinteto ya era otro a los 8 minutos de juego y la reaparición de Juana Molina era una de las grandes noticias. Mazionyte estuvo certera y la renta se amplió al 22-12 con el que se cerró el primer cuarto.

El Lointek Gernika seguía marcando el ritmo del choque, manejándose por delante en el marcador y probando situaciones, lo propio en pretemporada. Roselis Silva tenía dificultades para superar a las pares gernikarras, Dongue (ex gernikarra) sufría ante los pívots altos de las bizkainas y Gidden no marcaba diferencias. Por eso las de Mario López se iban 15 arriba a los 18 minutos de juego (40-25). Y con esos márgenes se llegó al descanso, 42-29.

Tras el paso por vestuarios vino el bajón físico por parte de ambos equipos. Lo normal siendo el primer encuentro de la pretemporada. Las piernas se cargaron bajando los porcentajes de lanzamiento, el Lointek Gernika tan solo anotó 4 puntos en 5 minutos. De ese juego más lento, que no interesaba a las pupilas de Mario López, se aprovechó la ex gernikarra Leia Dongue para hacer daño en el rebote ofensivo. Costaba circular el balón de un lado a otro, tan solo la verticalidad de Paula Estebas rompía esa monotonía en el ritmo. Campus Promete se llegó a acercar a 11 puntos a menos de dos minutos para el final del cuarto. Sin embargo, cuando más pesaban las piernas un triple sobre la bocina de la capitana Naiara Díez mantuvo la renta.

El partido no cambió de rumbo en los últimos 10 minutos. El Lointek Gernika notaba el cansancio y no conseguía la fluidez de la primera mitad. Campus Promete, por su parte, gozó de sus mejores minutos teniendo acierto en los lanzamientos. Mario López recompuso el quinteto inicial buscando la solidez defensiva y movimiento de balón en ataque sin éxito. Las logroñesas se colocaron a tan solo 2 puntos a falta de 3 minutos para el final de la primera semifinal. El trabajo de una incansable Julie Wojta, 13 puntos, mantuvo a las gernikarras por delante en el luminoso, tremenda carta de presentación de la alero. El acierto en los tiros libres y la capacidad anotadora de Belén Arrojo, 10 puntos para la escolta, decantaron finalmente la balanza.