Gernika Bizkaia

Lointek Gernika Bizkaia 49 – Valencia Basket 75, justo en el peor día

Win or go home. Ganar o quedar eliminado. En el día del todo o nada la suerte no le sonrió al Lointek Gernika Bizkaia. Si hace apenas tres días se obtuvo un gran porcentaje en el lanzamiento, cuando más hacian falta no entraron. En parte, por la gran defensa del Valencia Basket, pero también por el desacierto generalizado de las gernikarras. Una dura derrota en el peor dia posible que no puede oscurecer una temporada histórica en Gernika. De esta manera lo entendió el público que abarrotó una vez más Maloste.

LA MÁQUINA NARANJA (8-18)

Dos equipos. Lointek Gernika Bizkaia y Valencia Basket. Un escenario, Maloste. Una auténtica batalla por entrar en semifinales. Las locales se las prometieron muy felices con las primeras dos canastas de color granate. Nada más lejos de la realidad. Valencia apretó en defensa y aprovechó las lagunas de las gernikarras para endosar un 0-13 de parcial. Mario López se vio obligado a parar el juego. El ritmo era naranja y sobre ello bailaba una Jori Davis inconmensurable en el primer cuarto, 9 puntos. La defensa taronja maniataba el ataque del Lointek Gernika Bizkaia, que tampoco estaba atinado desde la larga distancia. Un pésimo tres de catorce en tiros de campo en los primeros diez minutos lo decía todo.

NOCHE ACIAGA DE CARA AL ARO (20-33)

Conscientes de que el partido no podía seguir por los mismos derroteros el equipo vizcaíno subió su intensidad defensiva. Todo empieza por ser fuertes atrás. La capitana Naiara Díez representa mejor que nadie esos valores de compromiso. La navarra se sacrificó en defensa y levantó el ánimo de Maloste con un dos más uno. Esta vez fue Rubén Burgos quien paró el juego ante el subidón del graderío. Abalde y Pina castigaban cada error mientras que las locales continuaban aciagas de cara al aro, sobre todo desde el triple, 0/8 en la primera mitad. Para colmo, dos pilares del esquema gernikarra como Courtney Williams y Valeriya Berezhynska se cargaron de faltas. Tan solo la pelea al poste de Lucila Pascua era fuente de alimentación. Eso y los tiros libres, ocho de los 20 puntos de las gernikarras en la primera parte vinieron desde el 4,60.

TODO MAL (28-53)

Algo había que cambiar. Pero no lo hizo. Las jugadoras taronjas castigaron una y otra vez la zona gernikarra. Tirera, Pina o Abalde. Era lo mismo. Además en defensa no bajaban un ápice su intensidad en los contactos no permitiendo circular el balón al Lointek Gernika Bizkaia. No salía absolutamente nada. En el otro lado todo lo contrario. Valencia Basket echaba el resto en defensa y en ataque tenía la paciencia suficiente para esperar el error local. Un 0-9 de parcial abrió la brecha definitiva. En defensa daba igual zona que individual. En los tiros lo mismo eran tiros de 3 metros que de 5 o 6,75. Nueve tiros de campo solo anotados y un más que preocupante 0/13 en triples. Así es imposible.

LUCHANDO HASTA EL FINAL (49-75)

Casi 34 minutos. Ese es el tiempo que necesitó el Lointek Gernika Bizkaia para anotar su primer triple en todo el partido. Además se hizo por partida doble a través de dos especialistas desde la larga distancia como Naiara Díez y Valeriya Berezhynska. La capitana levantó el puño, signo de rabia y desesperación. Ya era demasiado tarde, pero el conjunto dirigido por Mario López no cesó de trabajar hasta que sonase la bocina final.  Después, despedida por todo lo alto ante un Maloste rendido al equipo.Una derrota que no ensucia una temporada histórica para el Lointek Gernika Bizkaia.