Gernika Bizkaia

Lointek Gernika Bizkaia 68 – Embutidos Pajariel Bembibre 58, la Copa más cerca

Paso de gigante de cara a jugar la Copa de la Reina el dado por el Lointek Gernika Bizkaia este sábado ante el Embutidos Pajariel Bembibre. Las gernikarras se tuvieron que reponer de un dubitativo inicio, Llorente y Pina fueron claves en el tercer asalto y demostraron oficio en el último cuarto al que llegaron más enteras físicamente que su rival.

SORPRESAS INICIALES

Poco habitual el inicio. Lo fue por dos motivos, por un lado López sorprendía con un quinteto diferente al del resto de jornadas con Asurmendi, Díez, Pina, Carter y Lázaro y por otro un dubitativo arranque recibiendo un 0-8 en 3 minutos.

Se mitigarían las dudas iniciales con 2 recuperaciones y 2 contraataques. Ese fue el pistoletazo de salida para el Lointek. Carter recortaba de manera efectiva y poco después con el triple de María Pina se hacía efectiva la remontada, 15-14. Rotaciones de Mario López para encontrar el quinteto que le diera algo más en defensa. Izaskun García dejaba el empate a 19 al final del primer cuarto.

LA DEFENSA, LA ASIGNATURA PENDIENTE

En toda la temporada el Lointek Gernika Bizkaia no había recibido 19 puntos en un primer cuarto, y de hecho tan sólo en otras tres ocasiones había superado esa cifra en lo que va de temporada (en el último ante el Al-Qázeres, en el cuarto final frente a Araski y en el tercero de Girona) y Banks tenía mucha culpa de ello.

No jugaba a lo que quería el Lointek. Al partido no le insuflaba el ritmo que quería. Banks le finalizaba contraataques demasiados sencillos, Gimeno también se apuntaba a culminar fácil y el 26-27 no le gustaba a López que volvía a solicitar tiempo muerto. En ataque las opciones estaban claras: balones para Carter y tiros exteriores de Jefferson, Pina y Díez, y Asurmendi que también rompía. Pero todo eso sólo valía el empate a 36 al descanso.

Desde la otra óptica, pese al buen marcador, el técnico del Bembibre tenía problemas por las tres personales de Svitlica (min. 12) y porque poco después le caía la tercera a Montenegro (min.16), y, sin Edwards por lesión, la pareja interior del conjunto leones eran Germán y Gimeno. Pero no supo sacarle ventaja a esa situación el Lointek Gernika Bizkaia.

LA MÁQUINA DEFENSIVA COMIENZA A CARBURAR

El equipo gernikarra tenía que dar un giro y lo dio. En ataque grandes minutos de Vicky Llorente que podía con Itziar Germán y sumaba 9 puntos en este parcial, también Pina estaba enchufada. Y en defensa hubo alternancias, mejores ayudas y Bembibre se empezaba a atascar. El 53-44 hacía pensar en que el partido comenzaba a decantarse pero Banks no estaba dispuesta a dejar pasar la opción de superar al Gernika. Al final del tercer cuarto, 53-47.

EL LOINTEK REMATA

Sin relajaciones, pero había buenos indicios. Izaskun García rompía a Banks cuando quería, Pina le ganaba el duelo de internacionales a Gimeno y la progresión defensiva era evidente. También Banks empezaba a acusar el cansancio de jugar sin descanso y el tiempo muerto de Fran García era una prueba de que estaban en una situación complicada.

La lastima era que Carter, que para el descanso del partido estaba en números de MVP, no pudiera mantener su efectividad. Pero el Lointek es mucho más que la ala-pívot estadounidense, supo jugar mejor los minutos finales, demostró más saber estar, llegó más entero el equipo gracias a las rotaciones y un triple de María Asurmendi dejó sentenciado el encuentro a falta de 77 segundos para el final (68-56).