Gernika Bizkaia

Lointek Gernika Bizkaia 75 – Quesos El Pastor 49, venciendo y convenciendo

Sensaciones recuperadas. Había que ganar y se hizo. Pero además se hizo convenciendo, con muchos argumentos ofensivos y defensivos, controlando el choque de principio a fin y viendo a una Banham plenamente integrada en la dinámica del equipo y un trabajo coral de enmarcar. Enfrente, el Quesos El Pastor hizo lo que pudo muy dignamente pero estaba en cuadro, con muchas lesiones, y eso lo acusó, perdiendo totalmente el ritmo gernikarra a partir del descanso. Victoria décimocuarta.

TANTEO INICIAL Y LAS GERNIKARRAS LANZADAS (24-13)

Finalmente se confirmó que el Quesos El Pastor llegaba con muchas bajas. Ni Quevedo ni  la pívot mozambiqueña Tamara Camacho fueron de la partida. Pero eso no amedrantó a las zamoranas que de salida establecían el 3-7. Fue cuestión de meter una marcha más atrás, lo suficiente para recuperar balones y salir al contraataque para endosar un parcial de 8-0 y colocarse por delante en el marcador. Uno de los planteamientos tácticos claros de Mario López era desgastar a Stanacev. Pimero Ariztimuño y Vanderwal después se ponían cara a cara con la base serbia desde el saque de fondo propio. Los triples empezaban a llegar, Díez, Berezhynska… El parcial fue de 16-0. Con mucha fluidez jugó el Lointek Gernika en los minutos siguientes para irse rápidamente 10 arriba con Vanderwal culminando una penetración sobre la bocina.

EL LOINTEK PONE LA DIRECTA, SE FRENA Y REAPARECE A TIEMPO (38-24)

Combinó a la perfección el Lointek en los minutos siguientes. La pizarra funcionó, llegaba el balón donde interesaba , se sacaban ventajas en los sistemas, las lecturas eran las correctas y el nivel de acierto importante. Pero llegó la sequía, justo con el punto 33 y 33-17 en el marcador. Casi 4 minutos sin anotar que obligaron a Mario López a pedir tiempo muerto. Parecía que el balón no quería entrar, no lo hizo ni en primera, ni en segunda, ni en tercera instancia en algunos ataques. Se le resistía el triple a Nacickaite, Gwathmey lo intentaba por dentro… pero no había manera. Fue Roundtree, casi 6 minutos después, en un pase largo, casi de palomera, la que acabó con la sequía y para rematar la faena triple de Banham sobre la bocina.

EL QUESOS EL PASTOR ACUSA EL DESGASTE (61-36)

El Lointek había puesto el rodillo desde el minuto cero. Sabía que su rival estaba corto de efectivos y que la intensidad tenía que ser alta. Así fue y en la segunda mitad la zamoranas empezaron a acusar ese desgaste. Con las bizkainas todavía frescas, combinando a la perfección con extra pass, viendo aro desde lejos Nacickaite, mandando en la pintura Pascua y Banham muy expeditiva y vertical, el Zamarat poco pudo hacer para presentar resistencia.

TRÁMITE RESUELTO (75-49)

Y poco más. El último cuarto fue un trámite a nivel de emoción por el resultado. Sí le valió a Mario López para hacer rotaciones, integrar a jugadoras y demostrar que el Lointek no se deja llevar ni en las buenas ni en las malas.

ESTADÍSTICAS