Gernika Bizkaia

Lointek Gernika Bizkaia 82 – Emb. Pajariel Bembibre 62, rebote a rebote

Los partidos se pueden ganar de muchas maneras y el Lointek ha demostrado que a base de rebote se puede inclinar la balanza a su favor. Asegurando casi todos los propios y disponiendo de 16 segundas opciones, el equipo gernikarra ha controlado el partido ante el Bembibre y no lo liquidó antes porque faltó brillar en otros capítulos. Eso sí, correcto en casi todos. Esta es la décima victoria para las de Mario López. Agradecer las presencia del grupo de baile de Ross que amenizaron los descansos.

CONTROL DEL LOINTEK (19-14)

Volvía el Lointek Gernika Bizkaia a ejercer de local en la Liga Dia y, por la respuesta de público, se notó que había ganas. Las 2-3 primeras posesiones de cada equipo fueron de tanteo, ya se veía que Caldwell y Dongue querían conectar y lo hicieron y Pina estaba muy activa. Por todo ello, 12-4 en 4 minutos y medio y tiempo muerto de Fran García. Por parte del Bembibre Brown parecía estar peleada con el aro, también su par, Alston, así que en el perímetro, tablas. Momentazo cuando Vicky Llorente saltaba a pista para sustituir a Dongue a los 7 minutos de partido y 8 meses después volvía a jugar a basket tras su lesión de rodilla. En el rebote defensivo Grant-Allen molestaba pero los rechaces eran gernikarras, sobre todo de Caldwell y Gómez. El ritmo y la ventaja eran del Lointek.

MUY BIEN ATRÁS Y NAIARA DÍEZ PARA DAR EQUILIBRIO EN ATAQUE (37-28)

El Bembibre mejoró sus porcentajes, recortó diferencias al 22-21 y López recuperó en pista a Caldweel, Dongue y Gómez.  Ariztimuño y Díez le dieron un plus de intensidad al Lointek provocando pérdidas en su rival. El trabajo de Anna Gómez atrás y en dirección, sencillamente brutal. El parcial de 10-0 de las bizkainas enfriaba los ánimos del Embutidos Pajariel que empezó a fallar tiros liberados e incluso Grant-Allen debajo del aro se veía intimidada. El triple de la capitana Naiara Díez redondeó el 32-21 y ya en el último minuto de nuevo la escolta de Alsasua elevó a 37 la cuenta para las suyas.

LAS SEGUNDAS OPCIONES MANTIENEN POR DELANTE AL LOINTEK (53-48)

Estaba bien el Lointek en términos generales. Era dueño y señor del rebote en ambos tableros (15 defensivos y 8 ofensivos mientras que el Bembibre firmaba 12 en total al descanso), el juego interior dominaba en la pintura y tan sólo rebajar la aportación de la pívot visitante Grant-Allen y que alguna jugadora más de perímetro a parte de Díez equilibrara la anotación ofensiva se podía poner como deberes para la segunda mitad (Gómez, Alston, Pina y Ariztimuño acumulaban 6 entre todas). En cuanto eso sucediera el Lointek rompería el choque.

Pero no sucedió. El que anotó por fuera fue el Embutidos Pajariel y de nuevo recortó hasta una distancia prudencial. La superioridad en el rebote era absoluta. Mediado el tercer asalto de hasta 4 tiros dispuso el Lointek para anotar y lo acabó haciendo Pina con 2+1. Esa era la gran diferencia entre ambos equipos. Las segundas y terceras opciones que se ganaban las de Mario López. Alston dejó una penetración con cambio de ritmo y talento a raudales que levantó al público de sus asientos y dejó al técnico visitante asintiendo por la gran acción. Pero la única diferencia entre ambos conjuntos en este tramo fueron los rebotes ofensivos de las locales y de ahí que el choque aún no tuviera dueño.

ABRIR BRECHA SUMANDO DE TRES EN TRES Y ADMINISTRAR LA DIFERENCIA (82-62)

El choque estaba en manos del Lointek. Sólo éstas podían ganarlo o perderlo. A las leonesas tan sólo les quedaba estar a la expectativa por si las locales fallaban. Sumando de tres en tres, primero Pina con 2+1 en poste bajo, luego triple de Díez y otro ‘hiruko’ de Pina, el Lointek parecía despejar la incógnita por la vía rápida (62-50, min. 32). Las diferencias ya no bajarían casi de la decena  y Pina brillaría desde el perímetro.

ESTADÍSTICA