Gernika Bizkaia

Mario López: “Esta temporada hemos dado un paso mas”

Finalizada la Liga Día es el momento de hacer balance de la mejor temporada de la historia del Lointek Gernika Bizkaia. Se han superado muchos hitos, se han logrado grandes cosas y también es el momento de analizar lo que no ha salido tan bien. Para repasar este magnífico curso 18-19 hablamos con Mario López.

Con la perspectiva que da el paso del tiempo, ¿qué poso te han dejado los playoffs ante el Valencia?

Poso agridulce. Dulce porque en Valencia jugamos uno de los mejores partidos a domicilio y malas sensaciones porque no fuimos capaces de ganar ninguno de los dos partidos de casa, lo que precisamente ha sido nuestro fuerte durante todo el año. Aquí sólo habíamos perdido contra Girona y Avenida, para acabar perdiendo los tres últimos jugados en casa frente a IDK y los dos de Valencia.

El  primer partido del playoff en Gernika, tuvimos la iniciativa en el marcador con diferencias hasta el descanso, en el momento que nos igualaron empezaron las dudas, aún así  en el último cuarto tuvimos tiros cómodos para sentenciar el partido, al final Valencia supo jugar mejor los último minutos. El tercer partido fue un querer y no poder, desde el principio se vio que el equipo no iba y jugamos el peor partido de la temporada. Creo que la clave de la eliminatoria estuvo en la pérdida del primer partido de casa.

Después de la gran regularidad del Lointek  Gernika durante dos tercios de la temporada, en ese último tercio ha habido más picos. ¿A qué se ha debido?

Puede haber un poco de todo, partiendo de que  es que es muy difícil mantener el mismo tono durante todo el año, entiendo que ha sido más motivado por los  cambios. Kamile, Banham y Williams no son jugadoras de corte defensivo,  perdimos mucha solidez y regularidad atrás,  hemos tenido muchos problemas para defender a ‘3’ grandes en la última parte de la Liga. Weaver, Nistrom, Pina, Brown en esas posiciones de 3-4 nos hicieron  mucho daño. Por ello nos vimos obligados a cambiar detalles defensivos y  trapear en situaciones de desventaja y al equipo le ha costado tener la actividad necesaria. Además en ataque perdimos mucho equilibrio en el juego dependiendo demasiado en el tiro de tres puntos y si dependes solo del acierto te puede pasar que el día que no metas, pierdas.

Y no hay que olvidar que con la marcha de Blake y Gwathmey, nuestras dos máximas anotadoras, perdimos de alguna manera nuestros faros en ataque y en defensa.

Eso es lo menos positivo de una temporada en la que se han conseguido grandes cosas como estar  10 jornadas colíder, clasificación con antelación y suficiencia para la Copa, para playoffs, lograr un récord propio de 18 victorias ,y 8 triunfos más que equipos como Mann Filter y Araski que también han disputado los playoffs…

Si analizamos los datos de la temporada éstos no pueden ser mejores. Ha sido nuestra mejor temporada, y ojalá que podamos volver a hacer 18 victorias algún día. Otras temporadas 18 victorias era asegurarte la tercera posición, este año ha habido equipos como Cadí y Valencia que han estado a un gran nivel y La Seu ha perdurado más en su regularidad que nosotros.

Caer en semifinales de Copa con Avenida, tener 18 victorias en liga, pasar el cruce y fase de grupo en EuroCup, tener contra las cuerdas al Galatasaray, ser colíderes 10 jornadas, desplegar el juego que hemos hecho gran parte de la temporada, ganar en campos como en Valencia y  Girona, o  competir  con Avenida hasta el último minuto en Salamanca es para sentirnos muy orgullosos y satisfechos de la temporada que hemos hecho. Todo ello para sumar un total de 41 partidos jugados cuando un equipo de liga juega 26.

También a nivel estadístico se avala esa gran temporada del Lointek Gernika. Tercer equipo en anotación con 71 puntos de media (sólo por detrás de Avenida y Girona), ha sido también el equipo con menos pérdidas (12,1), cuarto en asistencias (15,8)…

Estoy contento. El hecho de estar terceros en puntos por detrás de Girona y Avenida indica que hemos tenido un juego ofensivo muy fluido. En toda la primera parte de la liga hicimos un baloncesto muy coral, de contraataque, de transiciones rápidas, de anotar en los primeros 10 segundos del ataque, también supimos circular el balón y madurar el ataque lo suficiente para encontrar las mejores soluciones posibles y al mismo tiempo teníamos esa solidez defensiva que nos permitía correr.

El ser el equipo con menos pérdidas  indica el equilibrio del juego que hemos tenido. Durante gran parte de la temporada hemos estado incluso con 9 pérdidas por partido, en el último tramo de la liga el baloncesto menos coral y más individual nos ha llevado a cometer más pérdidas, pero en términos generales son buenos números.

¿El trabajo extra de participar en EuroCup ha pasado factura?

Mientras hemos estado jugando la EuroCup el equipo no lo ha notado y también es cierto que el equipo iba solo y estábamos frescos. Era tal la confianza de las jugadoras en la propuesta de juego y la confianza en ellas mismas que era todo mucho más fluido. Pero no puedes estar todo el año al cien por cien. Hay picos y lo importante es que cuando estés abajo la defensa te sujete para que te ayude a competir los partidos y en el último tramo no ha sido así. Puede haber algo de que hayamos jugado más de 40 partidos pero de haber ganado a Valencia en el último partido nadie se hubiera acordado del cansancio.

Siguiendo en EuroCup, ¿cómo se vivieron esas primeras victorias a domicilio con lo difícil que es ganar fuera de casa en Europa?

Con una alegría inmensa. Tanto en Namur, por su importancia de pasar esa primera criba, como la de Madeira, que dejaba en nuestra mano ganar a las portuguesas para pasar a la siguiente ronda. Ambas son dos victorias que estarán siempre en el recuerdo.

Y otra victoria europea de calibre fue la cosechada ante Galatasaray…

El partido fue brutal en todos los sentidos: las horas antes del partido con la visita de un grande a Maloste, cómo vivió el equipo y el cuerpo técnico el partido, la grada, cuando íbamos 20 arriba, cuando nos vuelven a coger, cuando sacamos en 3 minutos 15 puntos con Itziar desbocada, ella fue la principal artífice de la remontada y que pudiéramos ganar de 15.

Una semana después llegó la otra cara de la moneda con derrota en Estambul…

Creo que pagamos la inexperiencia de no haber jugado este tipo de partidos, apenas Valerya y Luci habían jugado en Europa, recordemos que no pudimos contar con Kamile porque acababa de llegar. Desde una hora antes del partido se oían los cánticos de los fans en las gradas, desde el vestuario parecía que había 10.000 personas fuera. Lo acusamos jugadoras y cuerpo técnico, nos costó encontrar respuestas en un ambiente tan hostil y con un arbitraje tan casero como el que fue. Aun así entramos al último cuarto con opciones pero nos faltó madurez para en los últimos 4 minutos gestionar aquello de otra manera. Pese a todo tuvimos el triple de Blake para forzar la prórroga.

En una campaña tan exitosa, ¿cuál ha sido el momento más amargo de la temporada?

No tengo duda, las 2 horas posteriores a la derrota ante el Galatasaray y Gyor fuera de casa, y vivir los últimos 40 minutos del tercer partido ante el Valencia.

Y después de 5 temporadas en la Liga Dia, Lointek Gernika es el único equipo, excepto Girona y Avenida que ha quedado siempre entre los 6 primeros, por encima de las 13 victorias siempre…, ¿se ha tocado techo?

No bajar de la sexta posición en 5 años lo veo muy meritorio… Asaltar a Girona o Avenida en estos momentos es inviable, les puedes ganar algún partido  pero es muy difícil ganarles una Liga o una Copa. Cada vez, el margen de mejora es mas acotado,  aunque por ganas e ilusión no va a quedar.

Entiendo que  también se puede mejorar en otras cosas más allá de lo deportivo como en toda la estructura que rodea al equipo (instalaciones, ojalá algún día veamos un pabellón en condiciones en Gernika, sponsors, directivos, entrenadores, jugadoras de categorías inferiores, etc…)  y desde ahí se pueda dar un pasito más.

¿Algún mensaje para la afición?

Agradecer a la afición el apoyo dado al equipo durante todo el año, llenando las gradas de Maloste y animando al equipo en los momentos más difíciles, ojalá podamos seguir incrementando los seguidores que tenemos a nivel de Gernika y Bizkaia.

También agradecer a la directiva y a todos los que colaboran y trabajan, ya que sin ellos no sería viable este proyecto, cada vez son más los que están alrededor del club, la gente que colabora en los partidos, los que entrenan en categorías inferiores ; y cómo no, a los patrocinadores, instituciones  y medios de comunicación por su apoyo y seguimiento.

¿Y ahora qué toca?

En lo que a mí se refiere, ver jugadoras, visionar vídeos, negociar contratos, en resumen, intentar volver a construir un equipo que ilusione y motive a los seguidores .Ojalá podamos repetir las buenas tardes de baloncesto que hemos vivido esta temporada en Maloste y si puede ser, en mayor número. ESKERRIK ASKO DENORI.