Gernika KESB

Se repite el guion

El Lointek Gernika Bizkaia supera al Movistar Estudiantes al 68-76 en Magariños en la jornada 7 de la Liga Femenina Endesa. Primera victoria lejos de Maloste para las gernikarras en la competición doméstica. Se repitió el mismo guion del encuentro de la Eurocup Women con la remontada en la segunda parte tras un comienzo de encuentro frio.

Salida muy fría (23-9)

Es una sensación extraña enfrentarse al mismo equipo en menos de 4 días. Hay pocas opciones para sorprender. Eso sí, había dos cambios significativos. Primero, el escenario, tanto el Lointek Gernika Bizkaia como el Movistar Estudiantes son dos conjuntos que suben sus prestaciones ante el calor de su afición, y sufren sin ella a domicilio. Ese cambio se apreció desde el salto inicial, las locales jugaban muy cómodas, como en casa al fin al cabo, el síntoma más evidente era el acierto desde la larga distancia, del 1 de 15 en Maloste a anotar cinco triples en la primera parte. Las madrileñas se estaban gustando y las gernikarras sufriendo. La movilidad y la envergadura de Maria Eraunzetamurgil era un dolor de cabeza continuo, 8 puntos para la donostiarra en los primeros 20 minutos.

Reacción (36-29)

Con el paso de lo minutos, el Lointek Gernika Bizkaia fue entrando en calor. Otra vez, al igual que en la Eurocup Women, las de Anna Montañana reaccionaron al ver la diferencia máxima en el luminoso de Magariños. No encontraban circulación de balón ante la intensa defensa de las estudiantiles en la primera línea. El rebote también era un problema, y la ayuda de Chanel Mokango en este caso no ayudaba. De la mano de Itziar Ariztimuño y Brooque Williams llegó la reacción. La base bilbaína asumió la organización del juego dejando de lado las situaciones de uno contra uno aisladas. Y la americana era la encargada de ejecutar. Además, comenzaron a entrar los triples, con uno de la propia Williams y otro de Laura Spreafico. El partido, al igual que en Maloste, comenzaba a cambiar de dinámica.

En partido (54-50)

Los primeros compases tras el paso por los vestuarios iba a marcar en gran medida el devenir del choque. Había que comprobar si el Lointek Gernika Bizkaia era capaz de de subir sus prestaciones como el miércoles. El comienzo denotó más bien todo lo contrario con el tres más uno de Massey. El Lointek Gernika Bizkaia respondió con la misma moneda con dos triples de Spreafico hasta acercarse a tan solo tres puntos con el 40-37. Las gernikarras eran mucho más agresivas en ambos lados de la cancha. En ataque eran mucho más incisivas de cara al aro, más verticales, y eso se convertían en faltas del Movistar Estudiantes. De esa manera, sumaron puntos sencillos desde la línea de tiros libres. En defensa también la actitud era otra, más encima. La mejor muestra la antideportiva sobre Spreafico tras un robo de balón. Se colocaron a tan solo un punto, pero no eran capaces de lograr la igualada o ponerse por delante.

Por delante (68-76)

Lo importante era que el Lointek Gernika Bizkaia estaba en partido tras verse muy por detrás en el marcador. Las de la villa foral lograron la delantera tras un nuevo triple de la tiradora italiana, 23 puntos con 6 triples para la alero. Era el momento clave para ver si al Movistar Estudiantes le aparecían los fantasmas de Maloste y se mantenían fuertes con el apoyo de su afición. Fue más bien lo primero. Con una bandeja en contraataque de Julie Wojta las de Montañana lograron la máxima ventaja del partido con el +7. las locales estaban pagando muy caras sus numerosas perdidas, hasta 21 en total, y las granates lograban castigar esas situaciones para lograr puntos sencillos. Otro triple de Spreafico, exhibición la suya en Magariños, para cerrar la primera victoria a domicilio en la Liga Femenina Endesa.