Gernika Bizkaia

Sin gasolina, IDK Euskotren 60-50 Lointek Gernika Bizkaia

El Lointek Gernika Bizkaia cae en el derbi vasco ante el IDK Euskotren por un engañoso 60-50 en un partido igualado hasta los minutos finales. Las de Mario López se mantuvieron vivas gracias a la exhibición ofensiva de Belén Arrojo con 18 puntos, aunque en el último cuarto notaron la baja de la máxima anotadora Angie Bjorklund. Las gernikarras deberán seguir peleando para entrar en la Copa de la Reina este domingo a partir de las 18:00 en otro duelo ante un rival directo como Cadi La Seu.

Frías, como el ambiente (13-11)

Un derbi euskaldun no es lo mismo sin público en las gradas. El ambiente frio se apoderó de las jugadoras, sobre todo gernikarras. La única jugadora entonada era Joyce Coussinss-Smith que castigaba cada error en la defensa del bloqueo directo 7 puntos en el primer periodo para un total de 14. El Lointek Gernika Bizkaia no entraba en partido, el acierto no acompañaba tan solo dos tiros de campo anotados de 16 intentos. Porcentaje pésimo. Dentro de lo malo, las de Mario López sacaban provecho de las faltas de las donostiarras acudiendo una y otra vez a la línea de tiros libres. Única fuente de anotación. La verticalidad no se discute, es una de las señas de identidad del Lointek Gernika Bizkaia. A pesar del desacierto, las visitantes se mantenían cerca en el luminoso gracias a una gran defensa sobre las jugadoras interiores del IDK Euskotren. Estaban maniatadas.

Super Belén Arrojo (24-25)

Ante la baja de Angie Bjorklund Mario López dispuso de Bleén Arrojo en el quinteto inicial y la granadina respondió. Y de qué manera, 10 puntos al descanso, superando sus 6 de media por partido. Nunca falta un roto para un descosido. Nogaye Lo y Paula Ginzo acompañaron en la anotación demostrando que siguen motivadas tras su convocatoria por la Selección Española. No han perdido ritmo. Dos canastas de las donostiarras forzaron el tiempo muerto visitante con el 17-11. 2-9 de parcial de vuelta. En un duelo de tanteo tan bajo cada parcial en contra cobra importancia. El partido era espeso, sin velocidad ni en uno ni en otro equipo, la lucha por el rebote, clave en la antesala, cortaba las alas a las jugadoras. En ese barro continuo se movió toda la primera parte. Puro fango. Entendible siendo el primer choque tras el parón. Las gernikarras basaban su juego en una defensa impoluta, aunque sin fluidez en ataque. Muestra de ello el hecho de estar los últimos 4 minutos y medio previos al paso por los vestuarios sin anotar.

Mejor tarde que nunca (40-43)

El descanso, en un principio, sentó mejor a las locales, que abrieron el tercer periodo con un parcial de 6-0. Mariam Coulibaly hizo acto de presencia haciéndose grande en la zona y protagonizando un precioso duelo balo los aros junto con Nadia Colhado. Los fantasmas de jornadas pasadas a domicilio se despejaron en el minuto 24 de partido con el primer triple de Laura Cornelius. Mejor tarde que nunca. Belén Arrojo mientras tanto seguía a lo suyo, hasta anotando triples frontales. Itziar Ariztimuño, en el día de su cumpleaños, se apuntó a la fiesta. Sin embargo, no redondeó su regalo: no completó ninguno de los dos más uno de los que dispuso. Una pena. En partido continuaba en guarismos muy bajo, más del interés del IDK Euskotren. El Lointek Gernika Bizkaia no conseguía meterle otra marcha más.

Sin ideas (60-50)

Último cuarto y las espadas en todo lo alto. A pesar del desangelado ambiente de Gasca, el partido con el paso de los minutos se fue calentando. Una preciosa canasta al poste bajo de Nogaye Lo forzó el tiempo muerto de Azu Muguruza. Laura García tardó, pero apareció haciendo gala de se dilatada experiencia. Otra fue Julia Gladkova sacando a relucir su calidad individual cuando su equipo más lo necesitaba. El parcial con el triple de Smith fue demoledor. 11-0. Ni el tiempo muerto de Mario funcionó. El IDK Euskotren se plantó en los minutos decisivos con las ideas más claras, con más gasolina. Finalmente, esas acciones individuales resultaron decisivas, echaron de menos las visitantes el talento de Angie Bjorklund. Un resultado engañoso ese 60-50 ya que durante los 40 minutos la igualdad fue la tónica general. Por lo tanto, gernikarras y donostiarras se igualan las victorias en la clasificación de la Liga Femenina Endesa y la lucha por un billete para la Copa se pone cada vez más dura.