Gernika Bizkaia

TSMOKI Minsk 52 – Lointek Gernika Bizkaia 57, para decidir en Maloste

FOTOS: FIBA

La mitad del camino está hecho. Si el Lointek Gernika Bizkaia quiere hacer historia e ir, por lo menos, un paso más allá del que se ha llegado nunca por parte de un equipo bizkaino en EuroCup, ya ha cumplido con la primera de las premisas: llegar al encuentro de vuelta ante el Minsk en Maloste con las opciones intactas. Se ha hecho mucho pero no se ha hecho nada. De momento, las de Mario López han demostrado ser superiores en el rebote y un muro en defensa. En cuanto se puso por delante en el marcador en el segundo cuarto llevó la iniciativa y se colocó incluso 10 arriba en el último cuarto pero las bielorrusas acertaron con un par de triples que dejaron la renta en el +5. El 9 de enero, segunda parte.

LAS DEFENSAS ZONALES MANDAN (16-16)

Para este encuentro clave López salió de inicio con Ocete, Dietrick, Wojta, Arrojo y Milic. Se quería buscar a Milic y ella fue la encargada, con dos tiros libres, de responder al 4-0 inicial. El planteamiento táctico de unas y otras era defensa zonal 2-3. El Minsk de manera persistente y el Lointek en su habitual alternancia defensiva. Se empezó a ver en ataque al auténtico Lointek en el primer contraataque que Wojta resolvió con calidad . Pero no quería dejar correr el Minsk y no dudaba en parar con falta los contraataques bizkainos. Frenó uno Díez que tradujo Dietrick en un triplazo para poner a las suyas por delante por primer vez en el duelo, 12-14 (min.9). La zona no hacía daño al equipo gernikara que la tenía bien trabajada, la movilidad de Arrojo aportaba mucho para crear espacios, pero eso sí, la cadencia anotadora era menor con ese planteamiento.

COSTÓ ANOTAR (27-28)

Se cerraban hasta 4 jugadoras del conjunto bielorruso cuando Nogaye Lo recibía en la pintura. Concedían el triple, la balear sacaba el balón, pero los tiros exteriores se resistían. Bartakova sí se encontraba cómoda dirigiendo a las suyas y Theriot sí que acertaba con los triples. Tremendo el trabajo de Lo en ambos aros y cogió el relevo Milic que encontraba espacios para finalizar los pases de Wojta y Ariztimuño. Lástima las canastas fáciles que se cedieron en el balance defensivo. Pese a todo, el Lointek Gernika ya se manejaba por delante en el marcador y el triple de Naiara Díez amplió a 21-26 (min.15). Pero ahí se frenó durante 4 minutos el conjunto gernikarra hasta que Arrojo acabó con la sequía.

El Minsk se sostenía con su pareja Hasper-Theriot, su presión ante la subida del balón no tenía consecuencias inmediatas pero sí que iría desgastando y por parte bizkaina se cometían errores en los pases en estático. No fueron grandes minutos por ninguno de los dos equipos y el parcial de 11-12 es un ejemplo.

EL LOINTEK, UN MURO EN DEFENSA (36-41)

Entre las cosas positivas de la primera mitad estaba el control del rebote por parte de las de Mario López. Seguras atrás, dispusieron de hasta 12 rechaces ofensivos en los 20 primeros minutos. Consecuencia muchas veces del propio planteamiento zonal rival. Ahí tenía que insistir el Lointek Gernika. Mientras, la mejoría en los triples (2/12) acuciaba, más si el Minsk continuaba en la propuesta zonal.

Y las bielorrusas, continuaron, el rebote siguió siendo gernikarra y como los triples no llegaban  y tampoco los tiros de media distancia, lo mejor para atacar una zona es correr. Cuando se consiguió se sumó pero era algo intermitente. Entonces López situó a sus dos torres en pista: Lo y Milic, pero buscó rápidamente la movilidad de Arrojo. Pérdidas, tiros forzados, posesiones agotadas, el Minsk no encontraba la manera de penetrar en el muro gernikarra. En defensa, todas espectaculares. De ahí que le Minsk no pasara de los 9 puntos en este cuarto.

El triple de Molina-Prados ponía la máxima del encuentro a favor del Lointek, 33-40 a 12 minutos y medio del final, un tiro libre de Lo colocó el +8, lástima que no entró el siguiente triple de la de Manzanares ni la posterior penetración de Dietrick. Para afrontar el último cuarto +5.

+5 Y PUDO SER MÁS (52-57)

Y con la solidez y seriedad atrás de un equipo convencido de lo que hace y teniendo paciencia para atacar hasta ganar esa espalda para que llegue la asistencia deseada, se llegó al 36-45 a los 32 minutos de juego. No había que volverse locas. Al acabar el choque en el Falcon Club de Minsk quedarán 40 minutos más y con eso también había que jugar. El triple de Dietrick tras una gran circulación valía el 38-48. No había nada hecho pero sí muy encaminado.

Ocete tenía el timón, Dietrick el acierto, pero el Minsk no estaba muerto, ni mucho menos. El triple de Vabishchevich subió el 45-50 a 5 minutos para el final. Los dos técnicos ponían en pista a sus pívots más físicas: Milic-Lo y Hasper-Chidom. Otro triple, ahora de Bartakova reducía la ventaja a la mínima expresión. El triple de Wojta fue balsámico, los 8 segundos sin pasar de campo un regalo trabajado, al último minuto se entraba con 51-55. Secuencia de tiempos muertos, uno por cada posesión y la extensión de Lo llevó al +6. A Chidom le dieron dos tiros libres más que dudosos, aprovechó uno y la renta para Maloste es de +5.

ESTADÍSTICA