Gernika Bizkaia

Lointek Gernika Bizkaia 67 – Spar Citylift Girona 79, las catalanas, por regularidad

Fotos: Txebi Arriaga y Ángel Grande

Con un Maloste lleno a rebosar, con un espectáculo que no defraudó, la victoria de la décimonovena jornada de la Liga Dia fue para el Girona porque fue más regular, tuvo más equilibrio en su juego ofensivo y dominó el rebote logrando hasta 13 rechaces ofensivos. El Lointek Gernika estuvo a la altura y sólo se desarboló cuando Dongue se cargó con cuatro personales en el tercer asalto y poco después hacía lo propio Caldwell. Sin tiempo para descansar hay que visitar este miércoles al Uni Ferrol.

TANTEO Y DESPEGUE (17-24)

La primera mitad deparó muchos minutos de incertidumbre, de pérdidas, de precipitaciones innecesarias, pero fue algo pasajero y anecdótico. A los 5 minutos un inesperado, por lo corto, empate a 6. El primero en cogerle el pulso al choque fue el Girona porque encontró un filón en Nadia Colhado, la pívot reinaba en el rebote defensivo y en ataque, balón que le llegaba, balón que se convertía en canasta. Por ahí se llegó al parcial de 0-6 de las catalanas y al 8-14. El Lointek quería jugar interior pero a Caldwell le costaba y tan sólo Dongue se mostraba efectiva. Cogió ritmo el partido, importante fue la entrada de Naiara Díez y al final del primer cuarto, 17-24.

LESIÓN ARBITRAL Y EL LOINTEK QUE SE REPONE (35-37)

En el segundo parcial Eric Suris dio con una de las teclas para dar respuesta a la alternancia de defensas de las bizkainas, María Conde. La alero madrileña estuvo muy acertada de lejos, en la búsqueda de la espaldas gernikarras y dio un estirón, 21-29. En ese momento, a las 12 minutos y medio se paraba el choque porque el colegiado Jesús Marcos Martínez se lesionaba muscularmente. Estuvo casi 10 minutos parado el duelo y en la vuelta el Lointek fue el que mejor retomó. Dongue brillaba resolutiva ante Colhado, tanto jugando de cara como en las proximidades del aro y Alston daba un pasito más.  Por todo ello se llegó con marcador apretado al descanso.

DEL BRILLO INICIAL DEL LOINTEK A LOS PROBLEMAS DE FALTAS (56-56)

Los mejores minutos del partido los jugó el Lointek en la reanudación. Mario López planteó presionar la subida de balón, se recuperaron balones, se forzaron errores en las catalanas, en ataque emergió Caldwell jugándole de cara a Colhado, Pina estuvo certera y el parcial fue de 8-0. Paró el partido Eric Suris, buscó soluciones y Evans fue una de ellas. La pívot estuvo solvente en ataque, las segundas opciones dieron aire al Spar Citylift Girona y Mendy le puso una intensidad al encuentro y acierto para las suyas, especialmente desde la larga distancia, que servía para igualar la contienda con 10 minutos por jugarse. Las faltas comenzaron a mermar a las bizkainas. Dongue se puso con cuatro muy pronto y el equipo lo notó.

CONDE RESUELVE PARA EL GIRONA (67-79)

La igualdad acabó en los primeros minutos del último cuarto. El Girona estuvo sólido atrás, recuperó balones y dos contraataques y un tiro cómodo de Evans fueron el despegue de las visitantes (56-63). Condicionado, y mucho, el Lointek por las cuatro faltas de Dongue y Caldwell, no pudo hacer frente al poderío interior de las visitantes. Los 13 rebotes ofensivos del Girona son un ejemplo y los 41 puntos de sus interiores la muestra de lo equilibrado del juego catalán. Aguantó el primer arreón del Spar Citylift el Lointek (64-68, min. 34), pero no el siguiente, liderado por una magnífica María Conde.