Gernika Bizkaia

Hasta que la gasolina aguante

El Lointek Gernika Bizkaia se enfrenta esta tarde a partir de las 17:00 al Valencia Basket por un hueco en la gran final de la Copa de la Reina 2021. Tras la gesta de ganar, y cómo encima, al Ciudad de la Laguna Tenerife ahora es el turno del todopoderoso anfitrión. Tras 19 días las ganas pudieron con el físico en los cuartos de final, pero esta vez ya será diferente ya que el cansancio se acumula aún más con dos partidos seguidos. Lo que sigue estando claro es que este equipo competirá en la cancha de tú a tú hasta que las fuerzas aguanten. Las gernikarras ya saben lo que es ganar a las taronjas esta temporada y en un formato parecido. Lo hicieron en la Supercopa del Bilbao Arena para jugar su primera final. El partido se podrá ver en directo en Teledeporte.

Todavía sin creerse lo de ayer y ya con la mente en lo de hoy. Así se encuentra el Lointek Gernika Bizkaia. Ni el más optimista de los optimistas podría pensar que se pudiera ganar, primero, y después, de 23 puntos al Ciudad de la Laguna Tenerife. Ni en los mejores sueños. La situación, a estas alturas más que conocida, no era ni mucho menos la idónea, pero tampoco una excusa para no competir. Hoy será otro cantar. En estas competiciones tan cortas cada minuto de sobre esfuerzo se paga muy caro y la labor de los preparadores físicos y fisioterapeutas se multiplica en acción e importancia. El plazo de recuperación ha sido escaso, de hecho se ha optado por no hacer la sesión de tiro de antes de todos los partidos para poder hacer algo más relajado con estiramientos y ejercicios de respiración. Falta va a hacer. Ayer Mario López tiró de todas las jugadoras, controlando siempre el minutaje para que estuviese equilibrado. Tan solo Angie Bjorklund superó la treintena de minutos. La canterana Marta Alberdi también tuvo su oportunidad y no solo en el último cuarto cuando el partido ya estaba visto para sentencia. Este club apuesta siempre por la cantera y es más necesario que nunca. Hoy será más de lo mismo. Las rotaciones serán aún más si cabe más cortas para mantener la frescura en la cancha de la Fonteta porque el nivel físico que te exige un club del tamaño de Valencia Basket es extremo. Por ganas e ilusión no será. El Lointek Gernika Bizkaia ya sabe lo que es ganar a las taronjas en un formato parecido. Lo hizo en la Supercopa del Bilbao Arena en la prórroga para poder jugar su primera final. Porqué no repetirlo.

En frente otro conjunto más que conocido: El todopoderoso anfitrión. A pesar de que el Perfumerías Avenida rompiese la maldición del equipo organizador, hasta el año pasado en Salamanca nunca el anfitrión había alzado el trofeo de la Copa, siempre recae esa responsabilidad extra de pelear ante tu afición. Aunque en esta edición, tristemente, las gradas tan solo reciban a 250 personas. Volverán. El Valencia Basket venció en los cuartos de final al IDK Euskotren privando al Lointek Gernika Bizkaia de un derbi euskaldun en las semifinales. Las de Rubén Burgos se recuperaron de un mal inicio donde las donostiarras fueron superiores para vencer en un “rush” final espectacular con un parcial de 21-12 en el último cuarto. Como hicieron en el choque de Maloste en la Liga Femenina Endesa. Las valencianas tienen tanto poder y tan buenas jugadoras que en un abrir y cerrar de ojos, cuando les apetece prácticamente, rompen el duelo. Pura calidad. Nada nuevo de las Ouviña, Gil, Carrera, Casas, Allen, Gullich y compañía. Un equipo de nivel Euroliga, aunque juegue EuroCup, que solo ha perdido un partido en toda la temporada, ante el invicto Perfumerías Avenida y en la prórroga. Su juego no será el más bonito, pero en indudable e incuestionable de que es eficiente. Con este tipo de escuadras la fase ofensiva no es un problema porque las jugadoras tienen tanta calidad individual que desbordan en el uno contra uno, pero Rubén Burgos ha conseguido crear una de las defensas más solidas de la competición. Sacan a los equipos de la cancha con su dureza, uso de menos y agresividad.

De hecho, este será sin duda alguna el factor primordial del duelo entre gernikarras y valencianas. A nadie le gusta el contacto cuando más débil estás y ante el Valencia Basket tienes que ser más fuerte que nunca para aguantar todo lo que te venga encima. Habrá que comprobar hasta cuando le dura la gasolina al Lointek Gernika Bizkaia tras la inactividad de dos semanas y el esfuerzo de ayer. Como ante el Ciudad de la Laguna Tenerife, Mario López apostará por bajar de revoluciones el choque y no entrar en el correcalles que intentarán las locales. Las de Rubén Burgos tendrán la clara misión de imponer un ritmo vertiginoso creciendo desde la defensa para poder correr y encontrar canasta sencillas en forma de bandejas. Será un duelo de pizarras.