Gernika Bizkaia

No solo partidos, viajes también

El Lointek Gernika Bizkaia se mide mañana al Spar Gran Canaria a partir de las 20:00, las 19:00 en Las Palmas, en la jornada 28 de la Liga Femenina Endesa. Segunda parada del exigente calendario gernikarra antes de viajar directamente a Rumanía para competir en los octavos y cuartos de final de la EuroCup Women. Primero, las de Mario López buscarán su séptima victoria consecutiva en la competición doméstica ante un conjunto que viene al alza en el sprint final de la temporada. Las isleñas llevan dos victorias consecutivas ante conjuntos que pelean por los playoffs como Movistar Estudiantes y IDK Euskotren. El choque se podrá seguir a través de Canal FEB TV.

La cuesta de marzo del Lointek Gernika Bizkaia no solo trae consigo un carrusel interminable de partidos, sino también viajes, largos viajes. El primero a las Islas Canarias, donde se tendrá que volver dentro de dos semanas para cerrar la liga regular de la Liga Femenina Endesa en el Pabellón Santiago Martin ante Ciudad de la Laguna Tenerife. En la maleta las gernikarras llevan tanto la ropa del verano continuo de las islas hasta los chaquetones para el frio de Rumanía. No pasarán por casa en una semana. No hay tiempo, los viajes son muy largos. En el apartado deportivo, las de Mario López quieren conseguir su séptima victoria consecutiva en la competición doméstica. Una vez asegurada la presencia en los playoffs con la gran victoria del derbi vasco ante Kutxabank Araski, ahora el objetivo es la cuarta plaza que asegura el factor cancha a favor en la primera eliminatoria. Está cerca, pero no cerrado. Además, hay que ir recuperando poco a poco las sensaciones en los automatismos, aunque la verdad es que el juego no parece haberse resentido mucho durante el parón de dos semanas por el coronavirus. El ataque y la defensa ante Tenerife en la Copa y Araski el martes fueron de muy alto nivel, de todas maneras, siempre hay margen de mejora y a la hora de la verdad, con los títulos en juego, todo detalle es importante. Nogaye Lo, por ejemplo, está en un momento muy dulce tras su exhibición en el derbi con 33 créditos de valoración.

Tendrá un examen duro mañana la center mallorquina ante una de las parejas de pívots más eficientes de la Liga Femenina Endesa: Kai James y Sika Joné. 11,6 puntos y 10,1 rebotes por partido para la primera y 13,7 puntos y 11,4 rebotes para la segunda. Casi nada. Todo el juego gira alrededor de estas dos jugadoras, son dominantes tanto atrás como delante por su capacidad de hacer daño bajo los tableros. En la línea exterior el entrenador José Carlos Ramos le da las llaves del Spar Gran Canaria al talento individual de Sparkle Taylor, autora de 19 puntos por tarde. La escolta es una delicia técnica y basa su anotación en situaciones de uno contra uno, sobre todo desde la media distancia. Después, el resto de jugadoras son más de rol. Maria España es una tiradora más que contrastada y en muy buena racha en las últimas jornadas. Al mando de la nave las jóvenes Marta Hermida y Djeneba Ndiaye, dos bases con puntos en sus manos si el partido lo requiere. Con esta limitada rotación las isleñas han encontrado su mejor versión asomando la cabeza a los playoffs , ahora mismo se encuentran en la undécima posición de la clasificación con un balance de 10 victorias y 17 derrotas. Vienen de ganar a dos equipos punteros como Movistar Estudiantes y IDK Euskotren por lo que son un rival muy complejo, aún más en el Polideportivo La Paterna.

En el duelo de ida en Maloste el Lointek Gernika Bizkaia supo parar a Sparkle Taylor y Kai James y por esa estrategia pasan las opciones de victoria mañana también. Son dos jugadoras referentes y es fundamental tenerlas maniatadas para que no puedan desarrollar su juego. Sika Koné es una fuerza de la naturaleza y es más difícil de detener. En ataque será importante mover mucho y bien el balón, tal y como se hizo en el derbi vasco ante el Kutxabank Araski, para encontrar el mejor lanzamiento posible. Habrá que comprobar quién impone el ritmo del encuentro ya que las gernikarras todavía están lejos de su mejor momento físico y por lo tanto no pueden jugar con continuidad al nivel de intensidad de antes del parón.