Gernika Bizkaia

Empieza la cuesta de marzo

El Lointek Gernika Bizkaia se enfrenta al Kutxabank Araski en el partido aplazado de la jornada 22 a partir de las 19:00 en Maloste. Tras el esfuerzo titánico en la Copa de la Reina, donde las gernikarras cayeron con honor y la cabeza muy alta en las semifinales ante el Valencia Basket. Con poco descanso toca recuperar los partidos suspendidos en su momento por el brote de coronavirus empezando por uno de los dos derbis vascos. Las gasteiztarras, por su parte, llegan más descansadas y seguro que con el partido mejor preparado aprovechando el parón copero por lo que se espera un duelo de contrastes. El choque se podrá seguir por Canal FEB TV.

Empieza la cuesta de marzo. Lo normal es pasarla en enero con el año nuevo, pero al Lointek Gernika Bizkaia le toca por doble partida en este 2021. Con la entrada del nuevo año no han desaparecido los problemas derivados del coronavirus, siendo los partidos aplazados el mejor de los ejemplos. Para empezar nada más y nada menos que un derbi vasco, siempre competido, igualado y emocionante. Uno de los dos que quedan. Ambos en Maloste. Primero, ante el Kutxabank Araski que está en plena pelea por entrar en los playoffs de la Liga Femenina Endesa. A estas alturas de la liga regular todos los equipos tienen algo en juego y por eso cada partido es prácticamente una final. Sin embargo, para las jugadoras de la villa foral lo primordial es la salud y volver a recuperar poco a poco las sensaciones y el ritmo previo al forzado parón. Por encima de todo está evitar las lesiones porque el riesgo se dispara tras un periodo de inactividad tan largo. Hay que recuperar el tono físico tras el esfuerzo sobrehumano de competir en la Copa de la Reina de Valencia. No puede haber examen más complicado para la vuelta a la competición con dos partidos seguidos ante rivales del tamaño de Ciudad de la Laguna Tenerife y Valencia Basket. Se dice pronto. Sin tiempo para lamentaciones toca volver a ponerse las zapatillas y competir de nuevo en la cancha. No hay mejor manera de recuperar el tiempo perdido que con partidos, siempre y cuando se controlen mucho y bien las cargas porque ya se vio en Valencia que el deposito de gasolina ahora mismo no está ni a la mitad de su capacidad.

Todo lo contrario que el Kutxabank Araski. Las de verde habrán cargado las pilas hasta arriba en este pequeño parón para afrontar la recta final de la temporada donde tienen mucho en juego. Ahora mismo ocupan la última plaza que otorga el privilegiado pase a los playoffs de la Liga Femenina Endesa. Pero la lucha es espectacular, hay hasta cinco equipos en un puño: Durán Maquinaria Ensino, Cadi La Seu, IDK Euskotren, Spar Gran Canaria y Kutxabank Araski, sin olvidar al Ciudad de la Laguna Tenerife. A las gasteiztarras les restan cinco partidos por lo que necesitan victorias para asegurar su billete para la postemporada tras quedarse fuera de la Copa de la Reina. Este equipo de Made Urieta, sin embargo, dista mucho de aquel de la primera vuelta. Para empezar ha habido cambio de cromos. Se fue la internacional española Anna Cruz, que no termino por encajar en el proyecto, y en su lugar lograron reforzar el juego interior con la ex gernikarra Valeriyha Berezhynska. Les faltaba una pieza en la batería de pivots ya que la rotación con Tamara Seda, Tamara Abalde y Laura Pardo se quedaba un tanto escasa en una de las posiciones más importantes de la Liga Femenina Endesa. La salida de la escolta también trajo un nuevo reparto de roles en la línea exterior, sobre todo con un paso adelante más que evidente de Joy Adams. La batuta del Kutxabank Araski sigue corriendo a cargo de dos ex gernikarras como María Asurmendi e Izaskun García. Ellas son las que alimentan los puntos de Laura Quevedo, que se encuentra en uno de los momentos más dulces de su carrera deportiva anotando 12,7 puntos por partido. Los derbis siempre son especiales.

Al igual que en la Copa de la Reina el factor determinante del partido será el estado físico de las jugadoras del Lointek Gernika Bizkaia. Un día de descanso no es suficiente para semejante paliza tras casi tres semanas de inactividad y dos choques seguidos. En el aspecto más meramente táctico se presupone una pequeña ventaja en el juego interior para las gernikarras. Será un punto para explotar sin ninguna duda. La larga distancia también será clave para poder encontrar más y mejor los pasillos interiores.